HABLA DIOS PADRE:

Habitantes de la tierra perteneciente a las doce tribus de Israel, mi Ira se ha desatado y pronto se esparcirá con poder por todo el orbe trayendo sufrimiento y desolación, purificando naciones escogidas y aniquilando naciones inicuas.

Las trompetas que resuenan en los confines de la tierra, irán anunciando los acontecimientos uno por uno. Ya no hay tiempo de arrepentimiento como lo hubo en el Año de la Misericordia, tendrá que ser un arrepentimiento rápido y con un corazón contrito y avergonzado de tantas ofensas y pecados.

El cosmos se estremecerá y todo será renovado, pero antes, la purificación más severa caerá y ya ha empezado a hacerlo sobre los habitantes de la tierra. Tribus de Israel, entonen un canto; shemá Israel, quiero oír tu voz que se alce al Cielo con fuerza por todos los confines de la tierra y se una al vaivén de las trompetas y coros angélicos que anuncien mi obra de redención que por fin, después de muchos años será llevada a cabo.
Grandes catástrofes tanto humanas como naturales castigarán a los habitantes de la tierra; los demonios han sido soltados de los abismos adquiriendo formas humanas; entes perversos rondan por los confines del mundo, vuelan por los aires y se manifiestan; ellos toman posesión de las almas débiles y faltas de gracia y humildad.

La soberbia es su mejor aliada, porque por medio de esta se abre una puerta, y es más fácil para el enemigo poseer las almas soberbias y pecadoras.
Los que practican el ocultismo, la magia y la adivinación, son presas fáciles de estos espíritus; han dejado abierta la puerta de par en par.
Sellen sus almas para que el enemigo no pueda entrar, con la Sangre de mi Hijo; procuren tener un corazón puro e inocente para que esa pureza fluya y sea un espejo que repele a las fuerzas del mal y sirva de protección para ustedes y sus familias.

Ustedes, por los lazos sanguíneos y sus cadenas generacionales, si poseen un corazón puro, podrán proteger a sus familias y familiares; las Consagraciones son importantísimas, porque protegen grandemente a sus familias y familiares. Los demonios pretenden tomar posesión de todo el género humano, sólo quedará un pequeño remanente; el infierno inunda el orbe en su totalidad, pero mi Espíritu Santo no abandonará a mi pueblo.
Shemá Israel, protégete y séllate; sella tu casa, tus bienes y pertenencias, tus familias y descendientes con la Sangre de mi Hijo.
El ambiente es tenso y los hijos de la Luz libran una batalla sin tregua con los hijos de las tinieblas; toda esta batalla se desarrolla en la tierra, ya todo demonio ha sido desencadenado del fondo del infierno y vienen dispuestos a cumplir su cometido: acabar con el género humano, hacerlo caer y desbaratar mi plan de Redención.
Pueblo de Israel, séllense, protéjanse y pidan la ayuda de San Miguel Arcángel, los Coros Angélicos, la Virgen María, la ayuda de mi Hijo y la poderosa Unción del Espíritu Santo.
La tierra es una bomba de tiempo, la naturaleza está a punto de hacer una peligrosa explosión; si ustedes lo notan, ha despertado de su letargo y desde hace meses se ha ido manifestando, pero pronto se desatará con toda su fuerza y ya no habrá ningún lugar seguro en el planeta, solamente los Hogares que han sido sellados con la Sangre de mi Hijo y la protección de la Virgen serán preservados de toda calamidad.

Me pregunta mi amada hija como se sella un hogar con la Sangre de mi Hijo; les daré una poderosa oración de sellamiento, con ella podrán sellar todo, hasta sus mascotas y bienes materiales, pero lo más importante sus almas y mentes, para que los espíritus no puedan tomar posesión de ustedes.

Mi Sello anunciado en el Apocalipsis como protección a mis hijos, ya ha sido incrustado en las frentes de mis elegidos con antelación, y esto fue hecho cuando su corazón aceptó y le dio el sí a mi Hijo como Rey de sus vidas, sin importar su nacionalidad ni religión; pero este sellamiento especial les dará una protección más amplia.
Quiero difundir este mensaje a todos mis hijos y que llegue a todos los confines de la tierra con la ayuda de la tecnología, que puede ser utilizada también para mi Obra.
Esta oración de sellamiento protegerá todo su ser, hasta sus familias y familiares alejados de Mí; la Sangre y las herencias generacionales son muy fuertes, tanto para las maldiciones como para las bendiciones, es por ello que es importante esta oración de sellamiento y protección. Shemá Israel, antes de que mi Justa Ira caiga con todo rigor sobre la tierra, quiero proteger a mi amado pueblo con esta oración:

“Yo, indigno hijo del Padre, en este final de los tiempos reclamo pertenecer al linaje de David, y por ser heredero del Reino de los Cielos y perteneciente al pueblo Santo de Israel, clamo desde el interior de mi corazón, la protección del Dios Vivo y sello mi mente, cuerpo y alma, familia, familiares y pertenencias a los pies de la Santa Cruz de Jesús.

Con el poder de su Sangre me cubro de toda amenaza a mi integridad tanto física como espiritual.

Reclamo ser hijo del Padre y por lo tanto digno de toda su protección; me escondo en la Llagas del Hijo, me unjo del poder del Espíritu Santo y me refugio en el lugar más seguro y cálido del mundo: el vientre de mi amada Madre, Reina de todo el Cielo.

Con el poder que todos ellos me confieren, soy sellado y protegido en este final de los tiempos, tanto yo como mis descendientes y por los lazos de sangre, quedan protegidos todos mis familiares; con esta oración somos sellados y protegidos.
El Ángel de la Justicia preservará nuestros hogares, porque como pueblo de Dios, seremos reconocidos ante la Justicia Divina. Nos refugiamos en las manos justicieras del Padre, dando nuestro Fiat a la Santísima Trinidad y esperamos, sellados y protegidos, que el León de la Tribu de Judá, venga a juzgar a las naciones. Amén”.

Con esta oración serán reconocidos como mis hijos y mi amado pueblo; récenla todos los días, las fuerzas del mal son muy fuertes y sólo estando protegidos podrán enfrentarlas.
Quiero que esta oración de sellamiento llegue a todos mis hijos dispersos por el mundo, antes de que mi Ira se desate totalmente sobre la tierra. Mi hija será la portavoz de este mensaje y la encargada de difundirlo, para que todos mis amados hijos estén en total resguardo protección tanto físico como espiritual.

Pueblo mío, Yo no los abandonaré, los haré resurgir de las cenizas y los preservaré de las catástrofes para que peregrinen junto con la amada Virgen María a los Cielos y Tierras Nuevas; Ella será su principal guía y la Luz que los alumbrará en las tinieblas.

Recen El Rosario lo más que puedan, es el arma contra el mal por excelencia. Pueblo Mío, no teman, los esperamos en las Bodas de mi Hijo.
Dios es amor y te ama.

Original source: http://montemaria.org/web/web2/mensajeurgente.html

Anuncios
DIBUJOS CON EL ESPIRITU SANTO 4
Ven, Espíritu Santo: llena de tu gracia los corazones de los fieles, y enciende en ellos el fuego de tu divino amor.
Ven, oh Santo Espíritu, y envíanos desde el cielo un rayo de tu luz purísima.
Ven, Padre de los pobres; ven, luz celestial de los corazones.
Tú eres el único consolador verdadero, dulce huésped del alma, y dulce alivio de las penas.
En TI hallamos descanso en el trabajo , refrigerio en los ardores, y consuelo en el llano.
¡Oh bienaventurada luz! penetra hasta lo más íntimo del corazón de estos fieles que te invocan fervorosos.
Sin tu numen benéfico nada hay en el hombre, nada que sea puro y sin mancilla.
Lava nuestras manchas, vivifica nuestra aridez, sana nuestras enfermedades.
Doma nuestra dureza, enfervoriza lo que está yerto, endereza lo que se desvía del camino.
Enriquece con tus siete dones a los fieles que cifran en Ti todas sus esperanzas.
Danos la perseverancia que conduce a la salvación de la eterna felicidad. Amén.
R) Envíanos Señor, tu Espíritu, nuestros corazones serán criados de nuevo.
V) Y renovaréis la faz de la tierra.
Oración
Oh Dios, que te dignaste ilustrar los corazones de tus fieles con la claridad del Espíritu Santo, concédenos el que, animados del mismo Espíritu, sepamos juzgar y obrar con rectitud, y disfrutemos siempre de sus celestiales consuelos. Amén.

Oración del Mal día

¿Has visto como mi alma se ha ennegrecido cuando antes tan linda y transparente que se estaba tornando? Mi Dios arrojé de mi templo, lo corrí como si del peor saqueador se tratase, aquel que nada malo hizo en mi manchada mansión.
Soy peor que cualquier villano envuelto en la más capa negra. Soy más espina que rosa, y mucho más hipócrita que el que miente a su hermano.
Tan poquitas cosas que he hecho, Dios me dio la gracia de con ese poquito, ser parte de su gloria. Pero luego arranqué todas las flores del hermoso jardín de mi Padre, y las arrojé al eterno fuego del pecado.
Que asco me doy, mira mis asquerosas muecas poseídas por el fragmentador que engañó como a Eva.
No he de cortar los hilos de la esperanza todavía, no seré yo el que me tire al infierno, no estoy tan loco como perder el tesoro del hombre. Dios, escucha mi plegaria, toma mi mano, y sacame de este pútrido lodazal de pensamientos embriagados de tentaciones.
Santa  María, Madre de la esperanza e hija siempre obediente, limpia con tu inmaculo velo mi rostro, perfumalo con las rosas de tus hijos. Cierrame las puertas del infierno, y ponme como un gatito en el Santo Regazo de mi Padre, para que al lado tuyo, le cante hasta la eternidad y más aún. Sacratísimo Corazón de Jesús, en Vos Confío. Amén.
Amaneció por fin un nuevo día para ti alma cristiana. ¡Cuántos hay que no pueden decir otro tanto! ¡Cuántos ayer se acostaron sanos, y hoy amanecieron enfermos! ¡Cuántos ayer ufanos se divertían pecando, y están ahora sin remedio condenados! ¿No será, pues, justo, que agradezcas a Dios tan grande beneficio, y te consagres, así que te despiertes, al servicio de su Majestad? No te dejes dominar por la pereza, porque sólo es propio de un corazón villano sacrificar al demonio las primicias de un nuevo día, que Dios te concede graciosamente para que le ames, y amándole te granjees la eterna felicidad. Levántate aprisa, te dice el Ángel como en otro tiempo a San Pedro, cuando le sacó de la cárcel. Vístete con gran recato, pues estás en la presencia de aquel Dios ante quien se encorvan con respeto los más encumbrados Serafines Vestido y puesto de rodillas, ármate de la señal de la cruz, y con toda reverencia habla así al Señor:
Ofrecimiento de las obras del día
 
Altísimo Dios y Señor mío, Verdad infalible, en quien creo; Clemencia inefable en quien espero; Bondad infinita, a quien amo sobre todas las cosas, y a quien me pesa de haber ofendido: os doy gracias por haberme criado, redimido, hecho cristiano y conservado hasta ahora. Ofrezco a honra y gloria vuestras, todos los pensamientos, palabras, obras y trabajos del presente día, con intención de ganar cuantas indulgencias pueda, rogándoos por los fines que tuvieron los Sumos Pontífices de las benditas Ánimas del Purgatorio y en satisfacción de mis pecados.
No permitáis, Padre mío amorosísimo, que os ofenda en este día: libradme de los lazos que me tiende el enemigo, y dadme fortaleza para huir de las ocasiones de pecar,. y vencer mi pasión dominante.
Quiero vivir y morir en vuestra santa fe; para que sirviéndoos en esta vida, merezca gozaros en el reino eterno de la gloria. Amén.
Alcanzadme este favor, Ángeles y Santos del Cielo; y Vos en especial, glorios@ San/ta (nombre del santo…), Patrón/a abogad@ mío, interceded por mí. Credo, Padre nuestro y Ave María.
~Extracto de “Áncora de Salvación” por R. P. JOSÉ MACH, S. J.
ayuda_Dios.jpg

Dijo el señor a mi señor: 

“Siéntate a mi derecha,

mientras yo pongo a tus enemigos

como estrado de tus pies”.

El señor extenderá el poder de tu cetro:

“¡Domina señor desde Sión, en medio de tus enemigos!”.

“Tu eres príncipe desde tu nacimiento,

con esplendor de santidad;

yo mismo te engendre como rocío,

desde el seno de la aurora”.

El señor lo ha jurado y no se retractara:

“Tu eres sacerdote para siempre,

a la manera de Melquisedec”.

A tu derecha, Señor, el derrotara a los reyes,

en el día de su enojo;

juzgara a las naciones, amontonará cadáveres y aplastara cabezas por toda la tierra.

En el camino beberá del torrente,

por eso erguira su cabeza.

Oración del desesperado

Sigue señor dándome la fuerza para seguir amándote, ya que tengo mucho miedo de perder el eterno tesoro que tanto promete a los persistentes de la cruz. Dios santo, temo, no mucho por el eterno infierno, sino por que mi infierno seria dejar de sentir ese amor, esa hermosa sensación de cariño incomparable que sin necesidad de verla, la siento en mi alma. Virgen Maria, a ti imploro de rodillas que me ayudes a sostener la cruz cuando mis piernas se cansen y deje de sentir esperanza. Madre santa, que tu misma eres la eterna esperanza de los que en verdad te conocen, por favor cumple el favor que me llevara al paraíso. Por que en el eterno fracaso, mi voz ya no podrá alabar mas a mi Dios.
Se me sea quitado el miedo, y se me la fortaleza acompañado con tu divina misericordia. Amen.

Cómo Empezar Proyectos Con Jesús Y María

sagrados-corazones1.jpg

Jesús y María nos han dejado muchos regalos y gracias que sirven como medios facilitadores para entrar al cielo, y llevar gente al regazo de Dios.

Los sagrados corazones de Jesús y María:

https://www.ewtn.com/devotionals/heart/promesas.htm

http://www.santorosario.net/espanol/granpromesa2.htm

El redentor y su co-redentora nos han dejado unas amables devociones, seguidas de jugosas promesas con las que poder llevar a cabo diversos proyectos en ésta vida.

Devociones:

Santo Rosario (principalmente)

Coronilla de la misericordia

Preciosísima sangre de Jesucristo

Coronilla a las lagrimas de ntra. Señora

como rezarlas y otras devociones.

Los proyectos pueden tener temáticas tales como Desagravio por las blasfemias a Dios, para la conversión de los que no conocen el amor de Dios, por las almas del purgatorio que sufren por ver al Santo Redentor, por la conversión de lideres políticos, y por último, una muy importante misión, por los jóvenes al llamado del orden sagrado y por la fortaleza y santificación de los sacerdotes.

Se recomienda dedicar una novena por cada uno de éstas peticiones. Y así, acompañado de las manos de Jesús y María, elevaras un camino para ti y tus hermanos. Dios te bendiga.

Sagrados Corazones de Jesús, María y José.jpg

Detenimiento y pausa.

El hombre, antes de cada acción, deber ver si es placentero para Dios o no.

No nos ponemos a pensar que si bien nuestra genética esta ligada con el cuerpo de la persona que nos tuvo, la “genética” del espíritu esta ligada al creador de éste, que es el señor. Entonces, por ese modo y por medio del bautismo y el Espíritu Santo, somos de estirpe divina. Y la divinidad no tiene mancha.

Por eso antes de cometer algún pecado, recordemos de donde venimos en realidad.

El Salmo de hoy es:

Morando bajo la sombra del Omnipotente

91 El que habita al abrigo del Altísimo
    Morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.

El te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.

No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,

Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.

Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.

Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos.

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por tu habitación,

10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.

11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
Que te guarden en todos tus caminos.

12 En las manos te llevarán,
Para que tu pie no tropiece en piedra.

13 Sobre el león y el áspid pisarás;
Hollarás al cachorro del león y al dragón.

14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

15 Me invocará, y yo le responderé;
Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.

16 Lo saciaré de larga vida,
Y le mostraré mi salvación.

Es palabra de Dios: Te alabamos señor.